Noticias Ambientales
SEGUINOS EN:  Facebook Twitter Instagram
Luis Pavesio
LUIS PAVESIO
DIRECTOR
NOTICIAS AMBIENTALES / CIENCIA
06/ 04/ 2019

Científicos "le pusieron fecha" al comienzo del ocaso del Sistema Solar

Pronostican que sucederá dentro de 5.400 millones de años

El ocaso de nuestro Sistema Solar se iniciará dentro de 5.400 millones de años, fecha en la cual, nuestro astro habrá consumido todo el combustible de su núcleo para generar energía.

Su tamaño será diez veces el que tiene hoy y ocupará todo el cielo. Así, consumirá a todos los planetas interiores: Mercurio, Venus, la Tierra y tal vez Marte. El resto se achicharrarán por el calor y la intensa radiación. Un equipo de astrónomos acaba de identificar, a 410 años luz, un cuerpo rocoso similar a la Tierra que sobrevivió a la muerte de su estrella, lo que podría ofrecer pistas sobre el futuro de nuestro sistema planetario.

Un equipo de astrónomos detectó un planetesimal (como se denomina a estos objetos pequeños y sólidos) de poco más de un kilómetro de diámetro en torno a una enana blanca, según el estudio publicado en Science. Lo asombroso de este descubrimiento es que el cuerpo se mantiene en el pozo gravitatorio de la enana sin caer sobre ella. Mientras a su paso, va dejando una estela de gas como la de los cometas, creando un anillo dentro del entramado de residuos.

Las enanas blancas son restos de estrellas medianas, similares a nuestro Sol. Una vez que se quemó todo el combustible nuclear, se despojan de sus capas externas, dejan atrás un núcleo caliente y comienzan a enfriarse. Esta estrella, ya casi muerta, identificada como SDSS J122859.93 + 104032.9, según los investigadores, originalmente debía contar con una masa equivalente a la de dos soles, pero ahora es solo el 70% de la masa de nuestro Sol y tiene el tamaño de la Tierra.

Su reducción fue tan activa que el planetesimal todavía orbita dentro de su radio original y completa su trayecto cada dos horas. Esta evidencia sugiere que este fragmento rocoso una vez fue parte de un cuerpo más grande más alejado y es probable que haya sido un planeta destrozado cuando la estrella comenzó su proceso de enfriamiento.

Mediante el Gran Telescopio Canarias, en La Palma, los científicos estudiaron este disco que está a 410 años luz de distancia, compuestos de elementos como hierro, magnesio, silicio y oxígeno, los cuatro bloques de construcción claves de la Tierra y otros cuerpos rocosos.

“Pensamos que este planetesimal sería similar a la composición del núcleo de la Tierra, que está dominada por el hierro y el níquel. Nuestro razonamiento es que el cuerpo requiere una cantidad significativa de fuerza interna y posiblemente una alta densidad, como tendría el núcleo de un planeta” afirmó Christopher Manser, de la Universidad de Warwick y principal investigador del proyecto.
compartir nota COMPARTIR:  
aumentar tamaño de letra reducir tamaño de letra
Noticias Ambientales
SEGUINOS EN:  Facebook Twitter Instagram

Bertuol Diseñouseweb

Edición Nº: 3010. Es una publicación de Luis Pavesio. Domicilio legal: Aráoz 1459 C.A.B.A. - Argentina